Moléculas a reacción

Blog de divulgación del Instituto de Síntesis Química y Catálisis Homogénea

Los azúcares

(Fernando Gomollón Bel, ISQCH)

Seguro que por las mañanas os echáis una cucharadita de azúcar en el café. Pero, ¿sabéis qué os estáis tomando exactamente? ¿Sabéis lo importantes que son los azúcares para los seres vivos? ¿Sabéis por qué la sacarina no engorda? En esta serie de artículos del blog de divulgación del ISQCH vamos a intentar responder a todas estas preguntas.

1. ¿Qué es el azúcar?

El azúcar que tenemos en la cocina es sacarosa. Se empezó a utilizar en el siglo IV en la India y llegó a Europa gracias a los guerreros que partieron a Asia a luchar en las Cruzadas. La molécula de sacarosa es un disacárido, lo que quiere decir que está compuesta por dos unidades de azúcar o monosacáridos. En este caso, los dos azúcares que la componen son distintos: uno es fructosa, que es responsable de su característico sabor dulce; y el otro es glucosa, que es la que nos aporta la energía. Los dos azúcares están unidos por un enlace que se conoce como enlace glicosídico.

Fuente: Wikimedia Commons y elaboración propia.

Cuando llega a nuestro estómago, parte de la sacarosa se divide en sus dos unidades debido a la acidez de los jugos gástricos. Una pequeña parte sobrevive y llega hasta el intestino delgado, pero no más allá, ya que es ahí donde una enzima llamada sacarasa se encarga de romper el enlace glicosídico y dejar los monosacáridos libres para que pasen a la sangre y puedan llegar a otras células.

La glucosa va a viajar a todas y cada una de nuestras células ya que la necesitan para poder vivir.

En ellas, una serie de enzimas la van a degradar hasta obtener una molécula orgánica más pequeña, el piruvato. Por cada unidad de glucosa, que posee 6 átomos de carbono, se generan 2 moléculas de piruvato, que posee 3. En el camino y gracias a la ruptura de muchos enlaces químicos, se va a generar energía, que la célula guarda en forma de ATP (una especie de “moneda energética” que podrá canjearse en procesos que requieran energía para funcionar). La fructosa también sufre transformaciones en el organismo que la convierten, entre otras posibilidades, en piruvato. De nuevo, cada molécula de fructosa genera 2 de piruvato al metabolizarse. El piruvato puede intervenir en otros procesos biológicos, tanto para generar energía como para construir otras biomoléculas necesarias para el organismo, pero esto ya es otra historia…

Fuente: Elaboración propia.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Calendario de entradas

julio 2012
L M X J V S D
« jun   ago »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 1.070 seguidores

Y también en Twitter

Ya hemos recibido

  • 158,656 visitas
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.070 seguidores

%d personas les gusta esto: