Moléculas a reacción

Blog de divulgación del Instituto de Síntesis Química y Catálisis Homogénea

Las hormigas zombis

Fernando Gomollón Bel, ISQCH

Probablemente entre vosotros haya muchos admiradores de las series y películas de zombis. Ya sabéis, los muertos que vuelven al mundo de los vivos para comer cerebros. Ya podrían comer, yo qué sé, lechuga. Pero entonces no darían tanto juego, imagino. Pero me estoy yendo por las ramas. El caso es que el fenómeno zombi puede conseguirse gracias a la Ciencia, y vamos a explicarlo en Moléculas a reacción, porque precisamente se consigue gracias a ciertas moléculas químicas.

Este fenómeno lo descubrió el entomólogo de Harvard Edward O. Wilson mientras estudiaba las feromonas. Las feromonas son pequeñas moléculas orgánicas que utilizan algunos animales, especialmente los insectos, para comunicarse. Pueden usarse como alerta sobre un peligro inminente (un ataque de otra especie), en el momento de la reproducción (las hembras suelen secretar feromonas para que los machos sepan encontrarlas), o simplemente como una forma de diferenciar entre “clases sociales” (yo soy la abeja reina y secreto esta feromona distinta a la que secreta un zángano).

800px-Camponotus_sp._ant

Camponotus sp., una hormiga carpintera. (Foto de Wikimedia Commons)

Unos animales que se comunican y sobreviven gracias a las feromonas son las hormigas (Formicidae). Uno de los fenómenos que más sorprendía a Wilson del comportamiento de las hormigas era que, cuando una moría, el resto de hormigas de la colonia acudían cerca del cadáver, lo examinaban, y después de asegurarse de que estaba muerta, la cargaban a sus espaldas y la llevaban a una especie de cementerio donde amontonaban los cuerpos. A simple vista, una hormiga muerta no es muy distinta de una hormiga viva, salvo porque ya no se mueve. Pero, ¿cómo puede una hormiga estar segura de que lo que tiene delante es un cadáver y no una compañera que está muy quieta? – se preguntaba Wilson. Cuando estudiaba esto, apenas se conocían las feromonas, pero Wilson imaginó que tenía que ser alguna molécula química producto de la descomposición de la hormiga la que provocara la reacción de las otras.

Acudió a un laboratorio de un amigo suyo, químico. Analizaron las sustancias químicas que desprendía, por la descomposición del cuerpo, una hormiga muerta. Lógicamente, no eran ni una, ni dos, ni tres. Así que Wilson se armó de paciencia, se llevó varios botes de su amigo a su laboratorio y se puso a empapar pequeños trozos de papel de las distintas sustancias. Muchos fueron los intentos fallidos pero al final las hormigas cogieron un papelito que había sido empapado con ácido oleico, lo examinaron, se lo subieron a la espalda y lo llevaron a la pila de cadáveres.

El ácido oleico es una molécula orgánica presente en alimentos como el aceite de oliva o los aguacates. (Fuente: Wikipedia)

Entonces, tras el heurísitico momento del descubrimiento, al investigador se le ocurrió una maldad. ¿Y si impregnaba con ácido oleico hormigas vivas? La respuesta la tenéis en el título del artículo: por un momento creó hormigas zombis. Las hormigas zombis paseaban por la colonia sin saber que apestaban a hormiga cadáver. El resto de hormigas las olían, las examinaban y acababan cargándolas a la espalda y llevándolas a la pila de cadáveres. Luego, la hormiga zombi se hallaba sorprendida en la pila de hormigas muertas, se incorporaba y volvía a la colonia, donde de nuevo sembraría el caos. Curioso lo que hace la Química, ¿verdad? Es incluso capaz de hacer la Ciencia-Ficción realidad.

Fuente: Wilson, E. O. Letters to a young scientist, 1ª Ed.; W. W. Norton & Co.: Nueva York, 2013.

Esta entrada participa en el XXVI (Z=26) Carnaval de Química alojado en “El Cuaderno de Calpurnia Tate”.

Acerca de isqch

El Instituto de Síntesis Química y Catálisis Homogénea (ISQCH) es un instituto de investigación química mixto entre el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Zaragoza.

10 comentarios el “Las hormigas zombis

  1. ¡Magnífico post!

    Muchísimas gracias por haber participado en el carnaval y demostrar auténtica #pasiónporlaquímica.

    Geniales posts y genial blog.

    Un abrazo🙂

  2. jigarciaisqch
    05/07/2013

    Lo que ya me extraña más es que no se vean hormigas cargándose aceitunas a la espalda para llevarlas a la pila de cadáveres, o asaltando las estanterías de aceite de oliva en los supermercados, jeje… Estupendo post, Fernando. El tema de las feromonas me ha traído buenos recuerdos de juventud. Antes de que se malinterpreten mis palabras me apresuro a aclarar que pensaba en la periplanona B, una feromona de excitación sexual… de las cucarachas americanas. Por cierto, la pregunta del millón: ¿por qué una hormiga muerta “huele” a ácido oleico? Es decir, ¿qué proceso químico se activa tras su defunción para que se alcance una concentración de ácido oleico detectable por las hormigas vivas?

    • José María Fraile
      05/07/2013

      ¿No será que lo que huelen es el oleico libre y no la trioleína? Eso explicaría que no carguen aceitunas a la chepa. Habría que ver cuál fue la variedad de sustancias que utilizó el señor Wilson, si puso oleato de metilo, trioleína, acido esteárico, ácido linoleico… Eso daría más pistas sobre la función de los grupos presentes en el ácido oleico, e incluso el ácido elaídico, para ver si la configuración Z/E del doble enlace tiene alguna influencia.
      Si no lo hizo, alguien podría retomar la investigación…

      • jigarciaisqch
        05/07/2013

        Por supuesto, pero seguro que el aceite de oliva (y por ende la oliva) tienen una fracción de ácido oleico libre (que es precisamente como se define la acidez del aceite), y conociendo lo “sensibles” que son estos bicharracos a pequeñísimas concentraciones de feromonas…

  3. Ricardo
    06/07/2013

    Por aportar mi granito de arena a la discusión. Estoy casi seguro que lo que huelen es algún producto de la descomposición (oxidación) del ácido oleico porque el ácido oleico aun libre no es volátil y no se puede oler. Probablemente sea hexanal, E-2-hexenal, E,E-decadienal o algún aldehído similar producto de la descomposición de los ácidos grasos.
    Es sólo una especulación, no lo he comprobado en ninguna parte🙂

    • Fernando
      06/07/2013

      Gracias a todos, JI, Ricardo, José María por los comentarios.

      Voy a intentar contestaros en orden y después de haber revisado algo más a fondo el artículo original del Wilson (Psyche, 1958, 65, pp.108-114). Yo escribí casi de memoria sobre lo que había leído en el libro, sobre todo por la curiosidad de “crear zombis”.

      @José Ignacio

      Primero, no sé qué te atrae sexualmente de las cucarachas americanas, pero prefiero no saberlo😀 Segundo, los procesos de descomposición que llevan al ácido oleico me son completamente desconocidos. Según el paper de Wilson, probaron varios productos habituales que se dan en la descomposición de proteínas y grasas (p. 111).

      @José María

      Sí, yo creo que en mi artículo digo “ácido oleico” todo el tiempo. Es el compuesto que probaron, junto con algún oleato que, dicen, encontraron al analizar un extracto en acetona de varios cadávares de hormiga.

      @Ricardo

      Bien es posible que el compuesto volátil sea algún éster del ácido o, como dices, algún producto de descomposición del mismo. Incluso es posible que este mismo producto de descomposición volátil estuviera en los botes de reactivos que usaron para los tests y que por eso evocara la misma respuesta.

      Es un artículo de 1958, por lo que las técnicas analíticas que comentan de los extractos de cadáver de hormiga no son muy punteras, pero sí parecen sacar como conclusión que, de los compuestos testados, el único que lleva a cabo la “zombificación” es el ácido oleico.

      Seguro que podrían llevarse a cabo análisis con nuevas técnicas (RMN, HPLC-MS/MS, etc.), revisar si el la configuración E/Z tienen algo que ver… Igual hay gente que lo haya hecho (será cosa de revisar el “Cited by” del artículo), que han pasado más de 50 años desde la publicación del paper de Wilson.

      De nuevo, gracias a todos por los comentarios. ¡Da gusto ver el feedback de otros investigadores!

  4. Pingback: Lo Mejor de la Semana (30 de junio-6 de julio) | Hablando de Ciencia | Artículos

  5. A mí también me choca que el compuesto responsable sea el oleico. Habría esperado algún otro como la putrescina, después de todo y por lo poco que sé de poliaminas, actúan como feromonas en vegetales.

    Enhorabuena por el post. Es la prueba de que la ciencia es entretenida.

    • Fernando
      07/07/2013

      Hola Luis,

      Gracias por tu comentario. La verdad, no sé si lo he llegado a comentar en la parrafada anterior, pero al leer el libro nombraba varias aminas que también fueron, en principio sospechosa. Antes de seguir leyendo yo asumí, por la peste característica de éstas, que serían las culpables.

      Sin embargo, tanto en el libro como en el paper (que, por cierto, no puse el link, está aquí: http://psyche.entclub.org/65/65-108.html) dicen que el responsable es el oleico.

      Una vez más gracias por el comentario y por los halagos hacia el post. ¡Claro que la Ciencia es entretenida! Es muy útil para entender el mundo que nos rodea, pero ¡qué te voy a contar que no sepas!

      Un abrazo,

      Fer

  6. Pingback: S02E11 – Fer-omonas | Science Bitches

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

SciFest Cuenca 2014

Me gusta

Calendario de entradas

julio 2013
L M X J V S D
« Jun   Ago »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 2.622 seguidores

Ya hemos recibido

  • 518,926 visitas
A %d blogueros les gusta esto: